Literatos Escuela Normal
  Guido Chiatti 5 2 C.A.D.
 

Ser músico

 

Conversación típica con una persona mayor a 45 años (como en todo aspecto de la vida, hay excepciones)
-Hola
-Hola, ¿Qué tal?
-Bien, vos?
-Bien, ¿Cuántos años tenés ?
-17, por fin termino la escuela.
-Ah, y qué vas a estudiar?
-Música
-No, te digo, que vas a ESTUDIAR?
-Música!!
-Ahhhh... (Silencio largo), y, ¿Cómo te vas a mantener?
-De la música... ( Otra vez me lamento de que la gente no nos entienda )
-Ahh………. (Otro silencio largo)

Y la conversación transcurre, por otros temas, desviados por la otra persona, que no comprende que ser músico es más que un hobbie.

Es que hay un gran prejuicio con respecto a la “carrera” que debe uno seguir (pregunto, ¿Quién nos corre?)

Estudiar derecho, arquitectura, ingeniería, etc., da más categoría, ¿no? (Categoría para ser uno de los miles abogados, arquitectos, ingenieros, que están ejerciendo de maestros, sin desmerecer a estos últimos)

Toda esta suposición, que se trae desde antaño, nos deja muy mal categorizados, pero esto no es lo que nos compete, a nosotros los músicos, los “vagos” “borrachos” “drogadictos” y demás adjetivos despectivos y violentos que se nos aplican comúnmente.

Lo que pasa, es que la gente no sabe TOOOOOOOOODO lo que conlleva tener un grupo, organizar un show, etc.

Luego de esta introducción-catarsis, viene lo importante, ese “TOOOOOOOOODO” que debemos hacer, que la gente no conoce.

Empezamos con el trabajo individual, que es inmenso. Si una persona observara un día de algún amante de la música diría: este tipo todo el día tocando la guitarrita, no hace nada más!

Y es verdad, pero el estudio de un instrumento no es cosa de 10 minutos. Si uno quiere progresar, debe estudiar, y tocar, y estudiar, y tocar, y así sucesivamente.

Es mucho el laburo que debe hacer cada uno, y más si uno es encargado de componer, o hacer arreglos de los temas que se tocan en una banda.

Así que si ven a alguien que todo el día anda tocando la guitarra y cantando, no lo miren mal, ¡Está progresando!

Luego de eso viene el trabajo grupal, que se da en los ensayos. Presentación de arreglos, ensayar los temas, ver que puede mejorar el sonido, comentar errores y aciertos, discusiones, amistades.

Es un gran, largo y duro trabajo, pero muy gratificante cuando se dan resultados, que se ven en lo mejor de todo, el momento cúlmine de todo músico, la hora de presentar horas, días, meses de trabajo frente a un público. Sí, hablo de eso, hablo de un recital.

Uff... Ofrecer nuestra música a los oídos y corazones de la gente que está escuchando es un sentimiento hermoso, casi imposible de verbalizar.

Un recital, que comúnmente dura entre 40/60 minutos, para el espectador es solo eso, el momento en el que ve gente en un escenario, pero para los músicos, el recital empieza desde el día en que se levanta, se baña(o no, que hay músicos sucios, los hay), se prepara, y empieza a disfrutar y a recordar los temas en su cabeza, pensarlos, y analizarlos.

El momento del ensayo previo, nervios, nervios, nervios y más nervios, mezclados con una adrenalina inmensa, que se incrementa los 10 minutos antes de tocar.

Esos 10 minutos, que son solo una fracción ínfima de tiempo, pero que se viven como si fueran 10 años. Ahora sí, fluye por el cuerpo una adrenalina explosiva, que se descarga en el primer acorde que damos.

Las últimas palabras de aliento, el abrazo, y a salir a la cancha.

EL momento, EL instante en el que el cuerpo se olvida del alma, y surge un goze infinito, EL recital.

30 minutos, de sentirse libre, sentirse vivo, en fin, sentirse”uno”.

El éxtasis del final,  aplausos, abucheos (porque no?, jeje) silbidos, gritos.

Salir de escena, encontrarse con los compañeros, amigos, hermanos, que comparten el mismo sentimiento.

El abrazo de la alegría, los saludos de la gente, amigos, familia, festejos...

Y volver a casa, una vez más, a seguir trabajando, otra vez, a pasar el día con la guitarrita en la mano.

Y esperar, otra vez, el momento para volver a subir al escenario, y sentir la libertad ingresar en el cuerpo y el alma.



Guido Chiatti – 5to 2da C.A.D.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por agus( agus_pitu_05hotmail.com ), 12-10-2008, 01:15 (UTC):
vamos cocooooooo!!!!

y si.....es imposible q la gente no musica sienta lo q sentimos nosotros!!!!!! pucha q la vida sin musica seria un circo sin sonrisas

Comentado por natu( ), 10-10-2008, 18:44 (UTC):
Coco groso



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

 
  Hasta hoy tuvimos 25677 visitantesEn Literatos Esc. Normal  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=